Unidad de EEG (Encefalograma) y Mapping Cerebral

Unidad de EEG (Encefalograma) y Mapping Cerebral

Contamos con el equipo médico y técnico necesario para la realización e interpretación de los estudios de Electroencefalograma (EEG) y Mapping cerebral.

E.E.G.:

Unidad que cuenta con polígrafos digitales de 32 canales con sistema de video-EEG digital sincronizado de última generación, añadiendo a sus prestaciones habituales, programas especiales de “Detección automática de puntas”, de gran interés y aplicación en los registros prolongados para el estudio de la Epilepsia.

Mapping cerebral:

Técnica complementaria al EEG, con aplicación tanto en los estudios de la Epilepsia, como en las distintas patologías neuropsiquiátricas.

Aunque en los últimos años el desarrollo espectacular de las técnicas de Neuroimagen (TAC, RM, SPECT, PET) ha permitido profundizar a niveles inimaginables el estudio del Sistema Nervioso Central, no es menos cierto que el EEG sigue teniendo una vigencia extraordinaria en las neurociencias, constituyendo el único instrumento que nos permite aproximarnos al funcionamiento de las células cerebrales en “tiempo real”, (escala del milisegundo); “mapeando” en tiempo real el funcionamiento de todas las regiones cerebrales; por lo que cualquier patología que afecte en su funcionamiento y/o estructura al mismo, sería susceptible de ser estudiada.

Guardando las distancias, el EEG, es para los Neurólogos, Psiquiatras, Neurocirujanos, etc., lo que el electrocardiograma es para el cardiólogo: una prueba obligada.

Utilidades:

Tratamiento y control de la Epilepsia, tanto en niños como en adultos, diferenciando entre las crisis no Epilépticas (Pseudocrisis o Crisis Psicógenas), de las no epilépticas de origen fisiológico (Síncopes, espasmos del sollozo, Migrañas complicadas, algunas Parasomnias, etc.), y de las verdaderas crisis epilépticas, donde el sistema de registro con Video-EEG constituye en la mayoría de ocasiones la clave para el diagnóstico correcto.

Control y vigilancia de la función cerebral en las enfermedades endocrinas (patología tiroidea, paratiroidea y suprarenal), enfermedades carenciales (déficits vitamínicos), enfermedades metabólicas (hepáticas, renales, anoxia e isquemia cerebral, alteraciones del equilibrio hidroelectrolítico o del metabolismo de la glucosa), y en las enfermedades degenerativas del Sistema Nervioso Central (demencia tipo Alzheimer, otras demencias, enfermedad de Creutzfeldt Jakob, enfermedad de Huntington y otras anomalías del movimiento, etc.)

Control de los efectos adversos que pueden causar los diferentes fármacos psicoactivos, antiepilépticos, drogas ilegales y otras drogas.